He comprendido

Una canción es también un sermón...